AdministraCión de propiedades

Gestionamos propiedades desde Denia hasta Orihuela y ofrecemos a nuestros clientes un servicio de confianza durante todo el año. Aunque nuestro trabajo principal es la gestión de alquileres, también ayudamos gustosamente a mantener las propiedades de nuestros clientes, incluso si no se alquilan durante un período determinado. 
Casi todos nuestros clientes viven en otros lugares y han invertido en una propiedad en la costa, que utilizan sólo como casa de vacaciones. Por esta razón, a muchos les resulta difícil administrar una propiedad desde la distancia y estamos encantados de poder ayudarles en esta tarea.
Nuestros clientes disfrutan del mismo servicio de asistencia 24 horas que nuestros huéspedes. En otras palabras: si su aire acondicionado, por ejemplo, deja de funcionar a media noche el viernes, actuamos lo más rápido posible para ayudarlo y resolver cualquier problema. Tenemos muchos clientes que son inversores extranjeros, y se benefician de las habilidades lingüísticas de nuestro equipo para comunicarse en su nombre. 
En nuestro servicio de administración de propiedades incluimos:
Representación, custodia de llaves, mantenimiento y limpieza.


Llaves


​​​​​​​Guardamos bajo protección las llaves de todas las propiedades de nuestros clientes. En caso de que este servicio sea el único solicitado, no dude en contactarnos y le informaremos.
​​​​​​​


Mantenimiento y limpieza


Ayudamos a nuestros clientes a mantener su propiedad en las mejores condiciones y para ello ofrecemos un servicio de limpieza, aunque la propiedad no necesariamente se use para fines de alquiler. A menudo, nuestra representación es necesaria para gestionar el mantenimiento.
​​​​​​​


RepresentaCión


A menudo se nos solicita a representar a nuestros clientes para asuntos administrativos, entregas, compañías de seguros, técnicos de reparaciones, etc.
​​​​​​​​​​​​​​


precio


Cuando se requiere nuestro servicio de representación, cobramos una tarifa inicial de € 15 + IVA, por llegar a la casa para cualquier cita acordada. De ahí en adelante, cobramos una tarifa por hora o una tarifa fija, dependiendo del trabajo o la supervisión solicitada.
​​​​​​​​​​​​​​